El color de tu sofá te define

El color de tu sofá te define

1920 1280 admin

Cada color posee una vibración determinada. A través de ellos relacionamos símbolos que provienen de la naturaleza, la cultura o la tradición con nuestras emociones

Tener un color preferido no es casual. Existen varios estudios en los que se afirma que los colores reflejan emociones, estados de ánimo y formas de ser. Aplicados con sentido lograrás que tu personalidad se vea reflejada en todo tu hogar. Además, conseguirás armonía ambiental y equilibrio visual. Asimismo, entre el color y la mente existe un vínculo que nos conduce directamente hacia las emociones.

Si profundizas en sus significaciones y en lo que puedes transmitir a través de ellos, fácilmente puedas recrear ambientes que comuniquen toda tu esencia e identidad.

En este artículo vamos a dar cuenta muy resumidamente, de la relación que se establece entre las tonalidades de los tejidos de tu sofá y lo que transmiten sobre tu carácter y estilo de vida.

Sofá  color rojo para crear espacios con carácter y fuerza

Si eres optimista, de intensa y activa personalidad, sin duda el rojo es el color de tu sofá. Las personas que gustan de este color suelen ser fuertes y posee cierta inclinación a la competitividad. También se caracteriza por su impulsividad. Son extrovertidos y puede que a veces resulten poco reflexivos.

 

 

 

Para suavizar la carga energética que transmite un sofá rojo puedes utilizar colores neutros como el beige o el blanco ya sea en el mobiliario auxiliar o en las paredes.

Un sofá rosa o fucsia para los caracteres más altruistas

El color rosa claro transmite bondad, inocencia y buenas intenciones. Las personas que se decantan por estas gamas de colores transmiten confianza, altruismo, sensibilidad y buen corazón.

El fucsia es un activador de energía igual que los colores rojo, naranja o el amarillo.

 

 

Para suavizar su efecto energético puedes combinarlo con cojines grises, blancos o de tonos canela.

 

Si tienes una vida social intensa, pon un sofá color naranja en tu salón

 

Las personas que tienen preferencia por el color naranja, se distinguen del resto por su don de gentes. Les apasiona emprender proyectos. A pesar de ser sociables, necesitan preservar su intimidad estableciendo límites con amabilidad.

Para equilibrar la intensidad de un sofá naranja puedes colocar cortinas de color azul claro o cojines beige. Si por otro lado, prefieres reforzar el ambiente de tu estancia juega con los tonos verdes o morados.

Un sofá amarillo para los más individualistas

Las personas que se sienten atraídas por el color amarillo poseen gran creatividad. Son extremadamente lógicos y controlan con facilidad sus emociones. También tienden a ser críticos consigo mismos y con los demás.

Si recurres a los tonos claros en las paredes o en el suelo, aportarás elegancia y modernidad a toda la estancia.

Espíritu positivo, lealtad y franqueza se unen en un sofá color verde

Las personas que aman el verde suelen ser relajadas. Necesitan sentirse seguras en todo momento y les gusta rodearse de sus seres queridos. Se trata de personalidades que tienden a cierta dependencia emocional y que poseen fuerza vital.

La mejor manera de potenciar el relax es jugar con todas las tonalidades del verde. También puedes combinarlo con el color beige o el marrón.

Un sofá azul transmite paz y equilibrio

Las personas que se inclinan por el azul y todas sus tonalidades, se caracterizan por su coherencia. Son equilibradas, fuertes y nada impulsivas.

Un sofá azul es perfecto para crear ambientes elegantes, aprovéchate de sus distintas gradaciones y tonalidades, introduce materiales nobles y tejidos naturales como mantas de lana o lino.

Armoniza espacios con un sofá morado

Las personas ordenadas, espirituales y sensibles tienen tendencia por las tonalidades moradas. Son sensibles y reflexivos a la hora de expresar sus emociones.

Si acompañas al sofá morado con formas redondeadas a su alrededor o mantas de tejidos naturales en tonos verdosos lograruna manta de lino en tonos verdosos lograrás relajar la atmósfera.

Un sofá marrón para quien busca la sencillez

El marrón es el color con el que se suelen identificar a las personas que se sienten arraigadas a la tierra que aman lo natural y buscan la comodidad que ofrece una vida sencilla. Simboliza madurez, experiencia, realismo y suele transmitir el espíritu de un ser hospitalario.

Nomad Barcelona, Sofá Onas

Si optas por un sofá marrón no tendrás problemas para establecer combinaciones ni conseguir el equilibrio de una estancia, este color es un comodín al que habitualmente se recurre en la decoración de interiores.

Si llevas una vida ajetreada, sin lugar a dudas necesitas un sofá beige

El beige es un color relajante y acogedor que invita a la comunicación, las personas que optan por este color, a pesar de llevar un ritmo de vida estresante, necesitan el relax como el aire que respiran. Son de carácter extrovertido y sociable pero también resultan racionales y, en consecuencia, nada impulsivos.

 

Aunque color el beige puede resultar algo delicado, si te decides por un sofá de este color podrás potenciar otros objetos de tu sala, además podrás dar información del espacio en el que éste se ubica.

Un sofá gris para los más racionales

El gris refleja a los espíritus tranquilos y algo conservadoras, por ser un color frío transmite racionalidad y confianza.

El gris permite un sinfín de matices y combinaciones con otros colores que contribuyen a la sensación de confort y a la vez de modernidad si lo combinas con blanco o negro.

Sofá blanco para aquellos que buscan la paz

Es el resultado de la combinación de todos los colores anteriores. Este color transmite trascendencia y a la vez ofrece la idea de pureza. Es el símbolo absoluto de unidad y paz.

Un sofá blanco te permite cualquier combinación pero además efecto positivo y con tendencias decorativas minimalistas.

Bien utilizado crea un efecto de intensa paz y conexión con el espíritu. Es el color favorito de las personas organizadas, independientes y actúan y sentido común.

Un sofá negro para los que buscan la elegancia

El color negro es neutro simboliza silencio, misterio en tonalidades brillantes significa elegancia y nobleza. Se corresponde con las personas que les gusta el poder, el lujo y que tienen inclinación por lo artístico.

Combinar un espacio en el que se encuentra un sofá negro es fácil y puedes crear varios ambientes, desde el escandinavo al barroco pasando por el minimalista.

Y recuerda que nada es casual, aunque todo depende del color del cristal con que se mire.

Leave a Reply